Páginas

18 ene. 2007

MIRE... USTED ME CAE MAL, NO SE OFENDA NO ES NADA PERSONAL

Es bastante cansado andar sonriendo todo el día. Aún más cuando se tiene dolor de cara y cualquier movimiento hace que las quijadas se retuerzan.

Da pereza también ser extremadamente amable y pretender que nos alegramos en demasía cuando vemos a alguien y le decimos:

-¡Pero hooooolaaaaaaa! ¿Cómo has estado? ¡Tanto tiempo! ¡Feliz Año! - (y luego va el beso y el abrazo), cuando por dentro pensamos: - ¡Qué bostezo, ojalá que este o esta jale rápido!

Por un instante me gustaría ser totalmente transparente y abierto, y poder decirle a alguien:

- Mire usted me cae mal. Pero no se ofenda que no es nada personal.

O al otro:

-¡Pucha, dejá de peinarte así que no vas a disimular que estás medio calvo!

Y al último:

-Me caes bien, pero eso no significa que tenga que aguantarme tus chiles tan malos.

Tal vez hoy tenga el valor.

4 comentarios:

Amorexia dijo...

Ojala conservaramos este ánimo siempre, pero casi siempre nos entra la hipocrecia como medio de supervivencia.
Muy bueno tu post! y podríamos agregarle mas frases como:
"mira, ni te le acerques que ella no quiere verte pero ni en fotos! y ademas dice que te huelen los pies"
o... "Mae mas cere... tras de que me debes plata me saludas! salis corriendo y me decis que me llamas despues!"
Un Abrazo. muy buen post.

Nacho dijo...

Hay gente que hace de "ser excesivamente sincero" una norma forzada o un mecanismo para llamar la atención. En eso no creo. Hay cosas que no deben decirse, por muchas razones.

Pero sin duda, la sinceridad (no la pachotada) se aprecia y esa, que no deja ver segundas intenciones, sí debería aplicarse.

Reina de Ebano dijo...

Es cierto! A mi me gustaria tener el valor. Algunas veces lo he tenido, pero es inpositivo.
Estonces entra de nuevo esa hipocrecia comun, como el pan de todos los dias.
Excelente post!!!

Anónimo dijo...

O aquélla famosa frase "usted me no me cae mal pero es muy rajón".

Alguna vez la escuché...o la dije.

Bueno la idea es esa.