Páginas

22 ago. 2007

HISTORIA DE MI PRIMER FANTASMA

-Los fantasmas no existen. Dejá ya de decir necedades Danilito- dijo algo enojada.

-¡Qué sí mami! Yo a veces en la noche los veo. No me dejen solito hoy, cualquier día menos hoy, POR FAVORRRRR - decía esa noche fría y oscura de setiembre de 1987, con apenas 8 años.

-Ya venimos son como 20 minutos nada más - replicó mi mamá debatiéndose entre el regaño y la lástima.

Sentado con la única luz de la sala, pues la otra se había quemado hacía días, sólo esperaba el descelance macabro, la manifestación aterradora que me iba a dar la razón.

La radio quedó en silencio, la lluvia cesó de momento y como hierro a imán, la puerta del dormitorio atrajo mi mirada de un impulso.

-La puerta está cerrada con llave. Yo mismo lo hice. ¿Qué puede pasar? - me lo repetí varias veces para darme ánimo.

El cerrojo abrió y la perilla dio vuelta. La puerta abrió de golpe y un viento espeluznante congeló mi sangre.

Mis padres llegaron tres minutos después de lo prometido. No me encontraron en la casa, sino sentado en el corredor, llorando y temblando de frío.

Nunca desde entonces me he quedado sólo en ese lugar nuevamente.

¿A ustedes nunca les ha pasado nada así?

9 comentarios:

Amorexia dijo...

Lo mas interesante es el presentimiento de desenlace, y a tu pregunta mi amigo, tu lo sabés, jamás ha dejado de pasarme, es mas, aveces creo que soy uno de ellos.

DragonFly dijo...

Amigo Gracias por tu palabras
pero en momentos no se k me pasa, lo tengo conmigo , pero lo siento lejos.....

un beso y un abrazo fuerte

DragonFly dijo...

Fantasmas .!!
WoW.!

Reina de Ebano dijo...

Pues no asi Dani, pero lo q si se es q los niños no mienten y no se han echado a perder tanto como los adultos y por eso pueden ver cosas y sentir cosas q ya los adultos ni recuerdan!!
Saludos desde el mar! Gracias por tus olas!

Voy Por Más dijo...

Esa es la edad de los miedos, por si olvid� los m�os tengo a mi hijo que me los recuerda con los suyos a diario, besos y gracias por tus comentarios.

Nacho dijo...

A mí lo que me cuadraba era quedarme viendo las pelis de miedo y luego pasar noche de perros. Siempre me daba por ir a orinar mil veces y tenía pavor de pasar por el espejo del baño y ver en él la cara del pisuicas (hasta la fecha).

lully, reflexiones al desnudo dijo...

jajaja!! fantasmas!! no creo pero sí sufrí pequeña al lado de mi hermanita por imaginaciones de las dos al percibir un ruido. Finalmente nos quedamos dormidas.

Un abrazo abrigador para contrarestar esos temores de infancia!

Anónimo dijo...

No, me han pasado cosas PEORES!! BUAJAJAJAJA!!!! (Pero si es de verdad!!!) He visto cosillas que me han dejado la duda....

Saludos Prof!!

Denise dijo...

Me han pasado de esas y otras muy largas de contar, pero queda pendiente para una birra ¿ok?
:-)