Páginas

4 nov. 2007

El semáforo en rojo


Reynaldo entró a su vehículo luego de un día terriblemente pesado. Había lidiado con más de una docena de clientes obstinados, su jefe se había ido de parranda con la secretaria y uno de sus compañeros se ausentó por enfermedad.
La única motivación que tenía en mente era salir de la oficina para estar con su esposa y su futuro hijo, por eso decidió regresar a casa un poco temprano.

Lorena tenía siete meses de gestación. Ese día por primera vez había discutido fuertemente con su amada compañera y deseaba con toda el alma regresar a casa, mirarla a los ojos, pedirle perdón y besarla con el amor y pasión de siempre.

Ese noviembre estaba tan lluvioso como nunca antes. En la radio se escuchaba que era el peor temporal desde 1903. Aunque aún era temprano, la ciudad estaba totalmente sumida en oscuridad por los cielos y los edificios grises, y las almas negras que rondaban las aceras.

Increíblemente no había tanto tráfico, las calles estaban casi vacías.

Divisó a lo lejos el semáforo del parque en la diminuta avenida. Siempre lo tomaba en rojo y aquella vez, no sería la excepción. Pero como había tan poco tráfico sintió la tentación de hacer "lo indebido": saltarse la luz roja. Bajó entonces la velocidad casi hasta cero, mientras el diablillo y el angelito se daban de golpes por tratar de convencerlo.

De repente la respiración de Rey se paralizó, sus pupilas se dilataron y vio lo que había de suceder en el próximo minuto.

En medio de brumas blancas y la torrencial lluvia, vio claramente como una figura humana, cubierta por una gran capa negra de pies a cabeza, cruzaba la calle apresuradamente sin fijarse que su vehículo se había saltado la luz roja. La arrollaría y tendría una muerte dolorosa e instantánea.

Despertó de esa horrible pesadilla con un respiro estremecedor, pero cuatro segundos después volvió a caer en otra.

Se vio a sí mismo haciendo el semáforo y como repentinamente un autobús a gran velocidad, y que no tuvo tiempo de aplicar los frenos, lo golpeaba por detrás. El vehículo quedaría destrozado y su muerte sería lenta y cruel.

Despertó del letargo. La respiración subía y el corazón no podía bombear más rápido. Sudando y con los músculos descontrolados por los nervios miró al frente. La figura humana estaba allí a la orilla de la calle envuelta en la inmensa capa negra. Volteó los ojos hacia el retrovisor y vio a lo lejos aparecer al autobús que habría de golpearle por detrás.

La injusta existencia le había dado la potestad de decidir quién moriría ese día. ¿Quitarle la vida a esa persona o sacrificar la suya para que otros pudieran disfrutarla?

Un aire de egoísmo le envolvió la mente, el alma y el pie derecho.

-¡Qué Dios me perdone!

Respiró, cerró los ojos y pisó el acelerador. No estaba dispuesto a morir por alguien nadie ese día, ni ningún otro. El deseo de estar con su amada eternamente valía más que cualquier sacrificio y vida humana.

Lo que Rey no sabía era que aquella persona en la esquina, y cubierta con la gran capa negra, era Lorena. Había ido a hacer las compras para una inolvidable cena de reconciliación. Era su manera de pedir perdón.

A las 4:31 p.m. la suerte y la desgracia quedaron echadas.

36 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

Buf, qué terrible! Como siempre, me enganchó desde el comienzo, pero ya me temía yo el dramático desenlace, he de decirle...
Para que aprendamos a decir "te quiero" y "lo siento" cuando podemos, cuando debemos.
Besazos, mi escritor favorito. Ya le echaba de menos...
Por cierto, ¿ha leído mi correo?
Otro beso

Madame Vaudeville dijo...

Ups, me olvidaba. ¡Me encantó el vídeo de Ruth Etting! Está deliciosamente encantadora; como usted.

MAR dijo...

Cuentos que parecen realidades.
Besos para ti y mi cari�o.
mar

Ñoco Le Bolo dijo...

Madame, se me adelanta usted. ¿Y ahora que digo yo?

Con el único final posible...que gran historia.

Había más finales pero ninguno como éste.

Mistress_blue dijo...

Me he quedadon sin palabras, que historia más triste...decidir quién muere y quién no :S

Saludos

Amorexia dijo...

Devastador! grandioso! grandilocuente! aunque el final quizás sea un deja-vu, mi corazón latre fuerte.
Muy bien amigo! muy bien!

Luminicus dijo...

impresionante, me quede con la boca abierta.
Un abrazo desde Baires.

Alejandra dijo...

Si hay algo a lo que le temo es a los accidentes de este tipo, lo peor es que son tan frecuentes...
Bueno tu relato, saludos

El Ornitorrinco dijo...

Compañero, no te da miedo que algún malintencionado te robe esas historias y las publique. La verdad muchas son totalmente publicables. Solo decìa.

Anónimo dijo...

Ayy... Danilo.. que triste tragedia...

Parece que fuese una pesadilla de verdad. Hace una semana tuve una pesadilla.. de esas que te hacen agitar.. pero ya para hoy.. creo que he podido olvidar casi todo.

saludos
hannibal

PD: A nadie le interesa mi rostro.

wílliam venegas segura dijo...

Parce un guion para un corto, ¿por qué no lo haces y se lo ofreces a algún cineasta del país?, de los jóvenes que son más empunchados.

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Eres cruel Danilo con ese final tan patetico. Deja reflexión sí, pero no puede ser tan terrible. Aunque eso hace aún más atractivo el relato.

Besitos para tu alma!

Sofia dijo...

Si supiéramos, si supiéramos, donde están las extrañas bisagras del destino, donde eltiempo y el espacio y hasta nosotros mismos, terminamos por converger.

Saludos Danilo.

Lara dijo...

Me imaginaba quien era la persona de la capa negra.
Me ha encantado el relato ;)
Besos.

Anónimo dijo...

Ummm que historia tan horrible.... que triste pero aveces las cosas no se pueden saber y no siempre el tiempo no permite detenernos..

Un abrazo Para ti
que tengas un Buen dia!!!

Mariajose
Recuerda que [-] es [+]

www.mariajose81.blogspot.com

K-ti-K dijo...

Hola... ando conociento tu blog... pero este post!!! mmmm... un final muy imaginable!...
quizá no sea el tipo de lectura q me despierte interes!!
saludos, y sigo leyendote!

Dragonfly dijo...

Ay nooo... como iba a matarla a ella....

Besos ;)

UTERO DE PAPEL dijo...

ME IMAGINABA EL FINAL
igualmente, aunque me lo imaginaba, realmente impresiona

un beso
Verónica

Dioniso dijo...

Esta muy lindo el blog Danilo, asi como tambien la publicaciones.

Mis auras y mis saludos para vos.


Dioniso el poeta.

Nausicaa dijo...

Wow! Espero no encontrarme un destino así! Buen relato!

Clementine..... dijo...

eso ayuda a darse cuenta que no valen los malos medios para ser feliz!!!!

no es justo sacrificar a otros por uno mismo!!!!!

eso nunca se le hubiera quitado de la emnte y como ocurrio a qui no es justo que alguin nos utilice para su propio fin......


besos me morí de pena.......

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Negro.Impecable.salomónico.Huelga decir más.Un saludo,reverente.

Celeste dijo...

Justo cuando por una vez nos saltamos las reglas.

Pero por qué el peor de los finales? Sí, ya sé, así es realmente la vida...

Que bueno que regresaste!

Te dejo abrazos de bienvenida.

Beso celeste.

Sol dijo...

...wow! Genial el texto. Genial.

Un abrazo.

Denise dijo...

Ay no. Qué mal... lo peor es imaginar lo que viene después, el que se dé cuenta de que prefirió su vida por la de ella y el bebé. Ahora, aunque esté planteado como un camino sin salida, talvez el bus no lo habría matado... no sé... bujujujuuuu

Narya dijo...

Vaya... me ponen triste las historias que acaban en muerte..pero asi es la vida.. amarga e impredecible.
Besos

El Ornitorrinco dijo...

No me gusta propagar el panico sin necesidad (ni las tildes) pero en lo personal, no pongo en mi blog ninguno de mis cuentos, solo cosas escritas exclusivamente para el blog. En una oportunidad, puse un cuento en una pagina que ya no existe y luego aparecio en muchos otros lados y yo sin nada que hacer para evitarlo. En fin, no soy paranoico, pero no quiero que se me repita esa experiencia. Saludos.

Carlitos 7.9 dijo...

Es segunda vez que leo esto Me parece genial y me asusta

Un abrazo...

Clementine..... dijo...

pasaba a dejar besos....

El Analista dijo...

Excelente, un final inesperado y redondo, la verdad es un placer leerte.

JJ - dijo...

Danilo, me encantan tus cuentos!
Un abrazo y mi cariño.

Isoldita dijo...

*.

Cuánto cuesta pedir perdón a veces... y cuan doloroso es ver que ya es demasiado tarde...

Me encantó tu cuento. Enganchada hasta el final, y sobrecogida al máximo con el gesto de egoísmo que terminó de cobrar el destino.

Saludos

*.

Madame Vaudeville dijo...

Escriba ya, que le echo de menos!!!! Besitos desde el cabaret

☆ღ♥ ツ ->.PrInCeSa<- ツ♥ღ☆ dijo...

me acabas de robar una lagrima.. y no es exageracion
Realemnte la historia me encanto..
y me hizo reflexionar en muchas cosas aunke parezca tonto:S
Algo tan simple o mas bien tan grande como.. no irse de la casa o no despedirse de quienes amas estanado aun disgustados..
Realmente me encanto!

Madame Vaudeville dijo...

Hay una sorpresa para mi cantante favorito en el cabaret... ¡¡¡¡Su primer espectáculo musical en primicia mundial, jeje!!!!
Mil besos, artista mío

bloggerxero dijo...

hola! La verdad me interesaron mucho los articulos de tu blog y quisiera extender una invitacion intercambiar enlaces con tu web, somos un equipo y actualmente tenemos dos proyectos para publicitar blogs, para obtener mas visitas y mas trafico, asi que te invito a leerlos y a participar de alguno o de los dos, un gran saludo y desde ya muchas gracias por leer el mensaje!

bloggerxero cadena de enlaces!

Directorio bloggero, enlaza tu blog!
exitos! sigue asi con tu blog! ta chulo :)