Páginas

10 sept. 2007

El desquite


Casi noche de jueves. Los ríos se desbordaban, la tierra ya no soportaba más líquido y los pedazos de montaña habían empezado a caer desde lo alto, aún así, el cielo se negaba a parar.

En medio de las curvas de aquella maltrecha y mojada carretera se escuchó el golpe seco y mortal.

-Pero hombre, ¿qué ha hecho usted?- gritó exaltada aquella mujer mientras bajaba de su vehículo.

-Lo siento de verdad no fue mi culpa. Tomé la curva muy abierta y usted sabe que los camiones no frenan bien en la lluvia. - Musitaba el flaquísimo hombre que yacía en el suelo vestido todo de celeste.

- Mejor cállese que la ambulancia ya viene. - exclamó angustiada la mujer que aparentaba tener cuatro décadas, cuando en realidad no llegaba a los 20.

- ¿Sabe qué?, no le voy a mentir ahora que se va a morir. ¡Lo hice a propósito! ¡Yo lo planeé!

La mujer quedó petrificada, mientras él continuó con su vengativo discurso.

- Su familia va a llorar y a sufrir como la mía lo hizo por Papa Rafa. ¡Se lo merecen!

Ojalá todos lloren mucho por usted en su funeral y ¿sabe que haré yo? ¡Pues lo mismo que hizo su papá: Iré a pedir perdón al velorio, pero sin remordimiento alguno. Me burlaré de todos ustedes, mientras finjo que fue un accidente! -Cada vez las palabras salían con más dificultad de su garganta bañada en sangre.

-Mi papito era un buen hombre, me amaba y me iba a llevar aquel fin de semana a conocer el mar. Pero todo lo deshizo tu papá en un segundo.
Casi que lo puedo ver otra vez. La sangre, el mismo diluvio, los pedazos de montaña en la calle, el camión que se avalanzó contra nosotros. Mi papá inconsciente y desangrado... y tu papá llorando y pidiendo perdón. ¡Mentira! Él no estaba pidiendo perdón. Estaba riéndose de nosotros en sus adentros-.

Al momento hubo un silencio estremecedor. El aguacero se detuvo también y sólo se escuchó el último latido de aquel corazón lleno de odio. Cuando llegó la ambulancia a los pocos minutos, allí estaba la mujer tendida en llanto sobre aquel decrépito y desnutrido joven. El paramédico bajó del auto y caminó hacia ella.

-Mire señora, no es culpa suya. Ya sabíamos que tarde o temprano esto iba a pasar. Juancito se creía camión. Nunca pudo superar la muerte de su papá. Hace como 13 años un borracho en un furgón celeste los embistió a él y su papá. ¡Yo mismo atendí el caso!

Desde entonces gritaba como bocina y nunca caminaba por una calle contravía. ¡En su mundo, él era un camión celeste del 73! Fue un milagro más bien que muriera hasta hoy. No se lo tome tan a mal. ¡Nadie va a extrañar a ese loco!-.

El odio del joven ya muerto saltó de inmediato a los ojos de la mujer. Había nacido una sed de vengaza casi diabólica.

Empujó al paramédico contra el suelo y emprendió su marcha por media calle, cual Volkswagen del 73. Sus ojos estaban perdidos en aquella lluvia que empezaba a inundar todo otra vez.

25 comentarios:

Evan dijo...

Te felicito por este cuento Danilo... impecable!

Saluditos!

Amorexia dijo...

Demasiado grande! demasiado bueno, las perturbaciones y el modo de vengarse al ser inofensivo de el loco, la transmutación final, el deber pagar las deudas ajenas de los padres? Muy muy bueno amigo!

Madame Vaudeville dijo...

Excelente, mesier Mora, como siempre.

El Analista dijo...

Oscuro y original, definitivamente sorprendente. Definitivamente me gusta su estilo.
Ina aclaracion, el post que leyo tenia vinculos ala entrada original en el nuevo blog que arme, ahi esta el cuento completo, un abrazo.

Anónimo dijo...

My Goodness!... Que bien escribes, Danilo!... Bueno, ya te lo había dicho.

Espero que algún día nos deleites con algo menos macabro, jaja.

Besos

MAR dijo...

Buen cuento, casi creí que era realidad, me quedo con que la venganza siempre es una dosis de veneno que mata el alma, pero para algunas personas es un mal necesario y un desahogo.
Cariños para ti.
mar

Alejandra dijo...

Si hay algo a lo que le temo es a los accidentes de auto, provocados o fortuitos. Interesante tu texto... saludos.

Dragonfly dijo...

Danilo te felicito!!! excelente tu relato... me mantuvo a la expectativa en todo momento.

gracias por pasar por mi blog.

saludos!

Isoldita dijo...

*.
Danilo... felicitaciones! muy pero muy interesante tu cuento...
Voy a seguir mirando el resto de tu blog.
Gracias por pasar por el mío!
Saludos!
*.

Denise dijo...

Ay no, pobrecita. Bueno, los dos. Un poco cruel...
En heredia había un muchacho que se creía microbus, no sé si seguirá vivo porque lo veía cuando iba a la escuela (y hace rato ya de eso), pero no me extrañaría que haya corrido la misma suerte del camión del 73 de tu historia. :(

Anónimo dijo...

Perfecta...la historia.Tiene mucho de realidad,muchos quedan traumatizados despues de un accidente asi.

Celeste dijo...

Me impresionan mucho tus relatos, Danilo. Puedo imaginarlo todo y se leen en un tris de tan buenos y emocionantes que no deseas perderte ni una letra.

Pero...

Por qué celeste? Me hizo ruido!

:P

Nah! Te felicito!

Beso celeste (del 73, además)

JJ - dijo...

Un relato excelente. Me encantan las imágenes y el desenlace.
Me gusta mucho tu estilo.
Un placer venir a tu blog.
Besos!

FuriosaCanifru dijo...

Venía a agradecerte la visita y decirte que me gustó mucho lo que leí.

Saludos.

wílliam venegas segura dijo...

Perdone que me le salga del tema. usted escribió en mi blog sobre la doble moral. Eso de Kevin Casas creo que es doble moral, pura pornografìa política. Si un vicepresidente del país, Kevin Casas, escribe lo que escribió, Costa Rica es pura vida... ¿para quién?

Lara dijo...

Pues voy a repetir lo que ya te han dicho. Felicidades´, está muy pero que muy bien escrito.
Besos y gracias por tu visita a mi blog.

Madame Vaudeville dijo...

Soy yo de nuevo, mesier Mora. ¡No me canso de leerle! Jeje.
Es que le he dejado una proposición -decente- en mi cabaret y tal vez quiera aceptar... No sé. Un beso de lluvia

Mario de Gea dijo...

Excelente blog.

Vengo aquí gracias a Mucha.

Te invito a visitar mi casa.

Gracias por tu arte.

mariel dijo...

Excelente! de verdad,tienes un enorme talento.Enorme. Tu don es escribir cuentos...de misterio,de suspenso,de terror; es más,este da para un buen argumento de película!! me ancantó,Dani..besos

MAR dijo...

Paso a dejar las buenas noches y cariños para ti.
mar

Anónimo dijo...

te dejo algo en mi blog con mucho cariño para ti

Pirzen dijo...

Pluma certera.
Una espada penetra menos.

Veo canciones en cada post tuyo!!!
incluso guiones y cortometrajes!!!

Saludos

Core dijo...

Viejito, gran idea, una trama que captura, excelente ambientación... y un final inigualable!!!
De verdad, están buenísimos los cuentos... solo repito lo del "juancito". OK?

Madame Vaudeville dijo...

No me ha contestado... Al menos escriba de nuevo, por favor, otra historia de las suyas. Se le extraña por estos rincones ccibernéticos...

wílliam venegas segura dijo...

De verdad el texto estructura bien el relato, esto es fundamental al crear un mundo que puede ser o un imaginario. Feliz escritura.