Páginas

25 may. 2007

La ra la ra laaaaaa ra... la ra la ra laaaaaa ra...



Todos le tenemos miedo a algo: terremotos, accidentes, las momias, el chupacabras, la suegra, los muertos, a cualquier cosa.

De niño nunca tuve miedo a los muertos y monstruos bajo la cama. Ya viejo las cosas cambian.

Cada vez que estoy al pie de las escaleras de mi casa el pánico me envuelve. Entra por los oídos, sale por los poros de la espalda y vuelve a entrar por el ombligo.

-¡Los monstruos y los fantasmas no existen! - Dije un día para darme valor.

A los pocos segundos, mientras subía esas escaleras a oscuras, una voz infantil y perversa tarareaba una canción horrenda a pocos centímetros de mi espalda.

El la ra la ra laaaaaa ra.... la ra lara laaaaaa ra... todavía retumba en mis oídos. Y no puedo hacer nada para dejarlo de oír.

6 comentarios:

Amorexia dijo...

Lo mejor con los demonios y muertos es darles la cara, ellos se alimentan de tu miedo, en realidad si les das la cara sentiras un terrible escalofrio en la espalda, eso es por que lo has puesto furioso, pero no te preocupes, después de esta espantosa experiencia, muy probablemente no vuelvas a ser molestado por este... aunque esto solo es probable...
Muy bueno amigo, muy bueno, andamos en similar sintonía en estos días.

Reina de Ebano dijo...

Veo q amorexia y tu estan sintonisados Dani.
Excelente texto!


pd
Sera la conciencia

Saludos

Anónimo dijo...

De humanos es tener miedo, es algo que viene en el nuestra naturaleza,lo realmente importante es la manera en como se enfrente uno a sus temores, hay quién le teme a la propia vida, al futuro, otros lo hacen con fantasmas u moustruos,,, todos hemos sufrido miedo,,, todos
tenemos miedo en nuestra vida.............

Leticia dijo...

todos tenemos miedo a algo, siempre hay algo que nos atormenta, lo importante es saber como hacerle frente

Pirzen dijo...

AH MIER....
ME DIO FRÍO TU HISTORIA
SALUDOS

PD: GRANUJAS SÍ EXISTE.

Lau D. dijo...

Vivimos el tiempo del miedo. Miedo a morir, miedo a vivir, miedo a enamorarse, a nunca enamorarse, a cambiar, a estar en la zona de comfort, a no despertarse. Miedo a todo. Lo importante es manejar el miedo y enfrentarlo... Quien sabe cuáles son los fantasmas que te persiguen