Páginas

31 may. 2007

Positivismo?....Bla bla bla bla y bla!!!!

Hay días de días. En algunos no pasa nada, en otros te cae el mundo encima.

Y qué duro es afrontar los días realmente difíciles. Por allí vas a escuchar a muchos que te dirán:

"Asume las cosas positivamente, no te enfoques en lo negativo, tú tienes toda la fuerza para salir adelante, confía en tus capacidades y no te preocupues"... bla bla bla bla y bla!!!

Los días difíciles se afrontan preocupándose por ellos, no siendo ilusoriamente positivo, no poniendo la confianza en que "el destino" te resolverá todo. A veces también debemos reconocer que no tenemos la capacidad para afrontar todos los problemas y que debemos pedir ayuda.

Por eso, quién te diga que con positivismo todo se resolverá... probablemente no trabaje o viva en una utopía o simplemente quiere que te vaya mal en la vida!!!

25 may. 2007

La ra la ra laaaaaa ra... la ra la ra laaaaaa ra...



Todos le tenemos miedo a algo: terremotos, accidentes, las momias, el chupacabras, la suegra, los muertos, a cualquier cosa.

De niño nunca tuve miedo a los muertos y monstruos bajo la cama. Ya viejo las cosas cambian.

Cada vez que estoy al pie de las escaleras de mi casa el pánico me envuelve. Entra por los oídos, sale por los poros de la espalda y vuelve a entrar por el ombligo.

-¡Los monstruos y los fantasmas no existen! - Dije un día para darme valor.

A los pocos segundos, mientras subía esas escaleras a oscuras, una voz infantil y perversa tarareaba una canción horrenda a pocos centímetros de mi espalda.

El la ra la ra laaaaaa ra.... la ra lara laaaaaa ra... todavía retumba en mis oídos. Y no puedo hacer nada para dejarlo de oír.

15 may. 2007

MI AMIGO, EL ALAMBRE Y LAS VACAS BURLONAS

Íbamos para el Volcán Turrialba. Era un día precioso. El Astro Rey acababa de asomar y las nubes habían tomado vacaciones ese día.

Queríamos fotografiar el paisaje, no perder ni un solo detalle: el camino empolvado, el zacate verde intenso, los pájaros volando en el azul del cielo a 2500 metros de altura.

Miramos a la izquierda y un grupo de vacas apiñadas nos llamaban para salir en la foto. Accedimos a su petición.

Era indescriptible la imagen aquella de los rumiantes en esa montaña verde con flores primaverales, una acequia que bajaba alegre en medio de piedras milenarias. La foto iba a salir magnífica.

Pero para que aún estuviera mejor decidimos ir a posar con las vacas. Esquivamos la cerca, recorrimos unos 10 mts, lo suficientemente cerca para entrar en el encuadre, pero lo suficientemnte lejos para huir en caso de una posesión demoníaca contra cualquier animal con cachos.

Uno, dos y .... en ese momento mi amigo Corellín decidió sostenerse de un extraño cable que dividía la montaña en dos. Un misterioso cable que auguraba desgracia y que nunca antes un ser vivo había tocado. ¡Ni siquiera los rumiantes aquellos!

Tres... las vacas horrorizadas mugieron al unísono. La descarga eléctrica entró por su mano, recorrió todo el cuerpo, le hizo temblar como gelatina y hasta el pelo chamuscó.

Aquel cuadro celestial con el sol, el cielo, el zacate, los pajaritos y los ángeles se fue al carajo con ese MADRAZO DESCOMUNAL.

Nadie pudo aguantar la risa... mi esposa, su novia, yo. Las vacas también lo disfrutaron a lo grande: Nunca había escuchado a una vaca soltar una carcajada.

Hoy Corellín lleva la marca de ese día. Cada vez que choca su vista con cualquier vaca, una burlezca mirada y una fanfarrona carcajada invaden su tranquilo vivir.

Si alguna vez escucha a una vaca reír no crea que es por el síndrome de las vacas locas, sino que el cuento se extendió rápido... ¡no ve que las vacas son muy chismosas!

2 may. 2007

TRISTES RECUERDOS Y SONIDOS MONOFÓNICOS

No quería escribir nada romántico o melancólico. Iba a lanzar una de estas historias llenas de risas, humor, caídas y momentos anecdóticos... PERO EMPEZÓ A LLOVER OTRA VEZ...

Los tristes recuerdos y los cantos monofónicos me atraparon de nuevo...

ACOMPÁÑENME.